Páginas

Blog Dirigido a la Divulgación de Información Referente al Sector Agropecuario, Nuevas Técnicas de Producción, Usos de Biológicos no Contaminantes, Reciclaje y Reutilización de Desechos Orgánicos, entre otros aspectos que Permitan un Trato mas Digno a la Naturaleza y un Mejor Uso de los Recursos que Ella nos Brinda, de este modo Contribuiremos a Sanar Nuestro Planeta, Nuestro Bien más Preciado
Mi foto
Producción de Leche, Plátanos, Frutas, Patos Mestizos, Pavos Criollos, Pericos Australianos y otras Aves Exóticas, Plantas Hornamentales y Exóticas.

martes, 15 de mayo de 2012

EL CULTIVO DE LA YUCA


SUELOS


La yuca tiene la gran ventaja de poder producirse en una gran diversidad de suelos, pero se recomiendan los de texturas livianas y deben evitarse aquellos muy pesados y con mal drenaje, donde el nivel freático sea muy alto (13,17).

PREPARACION DE LOS SUELOS


La preparación del terreno depende de las características texturales del mismo y también del manejo previo a la roturación. Por lo general, en suelos de textura liviana y con malezas fácilmente destruibles, es suficiente dar dos a tres pases de rastra. Si por alguna circunstancia se utiliza un suelo pesado, se recomienda dar un ase de arado antes de rastrear. De una buena preparación depende el éxito en el control de malezas y además se facilitan las aplicaciones de fertilizantes y se favorece el crecimiento y desarrollo radical.

EPOCA DE PLANTACION


La yuca puede plantarse en cualquier época del año, siempre y cuando exista humedad en el suelo. Sin embargo, de acuerdo con los resultados de las investigaciones del INIA Barinas, se recomienda la siembra a entrada de lluvias (abril-mayo), siendo ésta la época más aconsejable, tomando en cuenta que el cultivo aprovecha toda la precipitación necesaria para su desarrollo; la siembra de norte o salida de lluvias tiene la desventaja de que si las plantas en su etapa crítica, durante los primeros 120 días, son afectadas por la sequía, por ataque de plagas como trips y ácaros o por enfermedades como pudrición de raíces en la etapa final del cultivo, serían afectados notablemente sus rendimientos.

SELECCION DE ESTACAS


La selección del material (estacas) que se utilizará para la siembra es de vital importancia para el éxito de la producción de yuca, por lo que deben aplicarse los siguientes criterios al momento de su selección:

  1. Una estaca de buena calidad debe provenir de una variedad con buena capacidad germinativa; los tallos deben tener una madurez de ocho a 12 meses de edad, las estacas deben tener entre cinco y siete nudos o yemas, seleccionándolas de la parte media de la vara, descartando la parte tierna cercana al cogollo y la parte inferior que la une con raíz.
  2.  Al cortar las estacas deben evitarse astillados y otros daños mecánicos, los cuales podrían permitir la entrada de agentes patógenos.
  3. No debe introducirse material de propagación de regiones infectadas con enfermedades como: superalargamiento, mosaico y bacteriosis.
  4. Es conveniente desinfectar las estacas antes de la siembra, con el propósito de eliminar algunas plagas y microorganismos causantes de enfermedades, para lo cual se recomienda sumergirlas en una solución fungicida como el captán (3 g/l), más un insecticida como el monocrotofos (5 cc/l) durante cinco minutos.

SISTEMA DE PLANTACION


En la región del piedemonte andino, el cultivo de la yuca es una explotación de pequeñas áreas y generalmente a nivel de conucos, por lo tanto se acostumbra sembrar manualmente. Cuando se trata de grandes extensiones, es necesario implantar un sistema mecanizado del cual se tiene experiencia en otras regiones del país, consistente en el uso de una plantadora-abonadora de yuca de dos o cuatro hilos.

METODO DE PLANTACION


Existen dos métodos de siembra: sobre camellones, utilizado en suelos pesados durante época lluviosa y en plano, en suelos livianos; la posición de las estacas puede ser vertical o inclinada cuando se siembra en época de lluvias, siempre dejando una porción de dos yemas fuera de la superficie. En épocas y/o áreas de
menor precipitación es aconsejable la posición de las estacas horizontales, cubriéndolas con una pequeña capa de tierra para evitar deshidratación por insolación.

DISTANCIA Y DENSIDAD DE PLANTACION


La distancia y densidad de plantación depende de la fertilidad del suelo, de las características de la arquitectura de la parte áerea del cultivar utilizado y del tipo de siembra si es asociado o simple; por lo general se recomiendan las siguientes distancias:

  1. En suelos fértiles: 1,20 m entre hileras y 1 m entre plantas.
  2. En suelos medianamente fértiles: 1 m entre hilos y 1 m entre plantas.
  3. En suelos pobres: 1 m entre hilos y 0,80 m entre plantas.
  4. En siembras asociadas las distancias pueden ser mayores, dependiendo de la asociación.
  5. En el municipio Alberto Arvelo Torrealba, Estado Barinas los productores utilizan la siembra sobre camellones a 1,50m x 0,70m-0,60m de plantas.

FERTILIZACION


Por la condición del cultivo de ciclo largo, con gran capacidad para extraer nutrimentos del suelo mediante un sistema radical profundo, la yuca puede cultivarse en suelos con fertilidad mediana y sin necesidad de añadir fertilizantes (16, 17); sin embargo, es considerado un cultivo agotador de las reservas nutricionales del suelo y exigente de los elementos potasio, calcio y nitrógeno, por lo que es aconsejable abonar para mantener la fertilidad del mismo.

Antes de recomendar un plan de fertilización, es necesario realizar un análisis del suelo para comprobar sus necesidades. En Barinas existen experiencias de fertilizaciones efectuadas con las aplicaciones de 80 kg/ha de nitrógeno, 70 kg/ha de fósforo y 100 kg/ha de potasio, o con aplicación de las fórmulas comerciales 13-
13-21 y 12-12-17 en dosis de 400 y 500 kg/ha. La fertilización básica debe efectuarse entre 15 y 20 días después de la siembra; en el caso del nitrógeno se aplica una parte con la fertilización básica y el resto en el reabono entre 60 y 90 días después de la plantación. En los suelos de textura arenosa se recomienda fraccionar el nitrógeno y el potasio.

FORMA DE APLICACION DEL FERTILIZANTE


En siembras de grandes extensiones la fertilización puede hacerse al voleo, teniendo la desventaja este método, que el fertilizante no es eficientemente aprovechado por el cultivo; también en este caso el abono se puede colocar mediante la utilización de una abonadora en hilera, operación realizada antes o al momento de la siembra (17, 18). El método más práctico y común consiste en colocar el fertilizante en forma de bandas o media luna, distanciado a 10 cm del pie de cada planta y a una profundidad de 5 a 8 cm, el cual debe taparse posteriormente. Evidentemente, este método funciona muy bien para pequeñas superficies de siembra.

CONTROL DE MALEZAS


Se ha determinado que la yuca es susceptible al ataque de malezas que compiten por nutrimentos, luz y humedad durante el período crítico comprendido entre su inicio hasta los 120 días. Existen dos métodos para controlar las malezas:

Control químico

  • Preemergente. Se realiza antes de la germinación del cultivo y de las malezas, inmediatamente después de la siembra del cultivo o en su defecto antes de cinco días. Para seleccionar el herbicida que se debe aplicar conviene hacer un reconocimiento del tipo de malezas predominantes, así tenemos que para malezas de hoja ancha se recomiendan herbicidas a base de fluometurón (3 kg/ha); fluometurón (3 kg/ha) y linurón (0,75 kg/ha); para malezas gramíneas o de hojas angostas, especialmente paja peluda, se recomienda pendimetalín en dosis de 3 l/ha. En caso que existan malezas de los dos tipos puede utilizarse diurón en dosis de 3 kg/ha; igualmente se pueden hacer mezclas de herbicidas que controlen malezas de hojas anchas con otros para hojas angostas, usando sólo la mitad de la dosis recomendada para cada producto.Aparte de estos productos recomendados en las casas expendedoras de pesticidas existen otros herbicidas que pueden dar buenos resultados.
  • Postemergente. Pueden realizarse controles dirigidos, mediante aplicaciones de paraquat o glifosato en dosis de 2 l/ha, con la aplicación de estos productos debe tenerse extremado cuidado para evitar daños al cultivo. En caso que la maleza existente sea del tipo gramínea puede controlarse mediante la aplicación de herbicidas graminicidas como el H1-2000 en dosis de 0,5 a 1 l/ha, el cual no tiene ningún efecto sobre el cultivo de la yuca. Los resultados de la efectividad del control por el uso de este producto no se observa de inmediato, sino después de diez a 15 días de aplicado.

CONTROL MANUAL O MECANICO


Es el sistema tradicional y se realiza mediante limpias manuales con escardilla, pala o machete. Este método es más costoso que el químico, debido al costo de la mano de obra.

CONTROL CON SISTEMAS MULTIPLES DE CULTIVO


Con el uso de cultivos asociados se logra un control de malezas efectivo y económico, los cuales se siembran intercalados 20 a 30 días después de la emergencia de la yuca.

PLAGAS Y SU CONTROL

La yuca tiene pocos problemas con plagas, considerándose las de mayor importancia las siguientes:

- El taladrador del tallo (Chilomina clarkei).


Representa la plaga de mayor importancia en Barinas. El control se realiza al momento de preparar los esquejes para la plantación, eliminando las estacas con signos de perforaciones y habitadas por larvas, el material de propagación seleccionado se desinfecta con un insecticida sistémico como el monocrotofos (1,0 l/ha).

- Gusano cachón (Erinnyis ello).


Se considera una plaga muy importante en otras regiones del país productoras de yuca, por ser un gran defoliador. En Barinas se han reportado daños por este insecto.Su control se logra a través de enemigos naturales como avispitas (Trichogramma), avispas (Polistes sp.), mosquitas Cotesia sp.) y pájaros. Cuando
los ataques son severos y no existe suficiente control natural se recomienda la aplicación de productos químicos como permetrina, nutomilo o lambdacihalotrina (0,5 l/ha; 1,5l/ha; 1,5 l/ha y 0,5 l/ha, respectivamente). El control biológico con bacuolo virus, producido por larvas enfermas del mismo insecto, es una alternativa recomendable.

- Bachacos (Atta sp.).

Es una plaga importante por la magnitud del daño que causa si no es controlada a tiempo, su control se logra con la aplicación de productos químicos como Tatucito, el cual se puede esparcir por los caminos o
senderos que conducen a las bocas y alrededor de éstas.

- Ácaros y thrips.

Se presentan sobre todo en épocas secas, su control se logra con la aplicación de insecticidas sistémicos como monocrotofos o dimetoato, en dosis de 1l/ha y 1,5 l/ha respectivamente).


ENFERMEDADES


En la yuca se presentan diversas enfermedades ocasionadas por hongos, bacterias, virus y micoplasmas, relacionadas con las condiciones climáticas y edáficas de cada región. En este sentido, en el CIAE Barinas se han realizado diagnósticos para determinar la presencia de enfermedades de importancia económica, su
distribución, incidencia y grado de infección en varios municipios del Estado Barinas. 

En esta entidad hay variables climáticas de precipitación, humedad relativa y temperatura, altamente favorables para el desarrollo de enfermedades. En el Cuadro 1 se presentan los valores promedios anuales de estos parámetros.

Enfermedades fungosas


  • Sarna o superalargamiento de la yuca (Sphaceloma manihoticola Bit y Jenk.)

Es la enfermedad de mayor importancia económica en el Municipio Pedraza. Condiciones ambientales favorables, aunado al inadecuado
manejo del cultivo, favorecen el desarrollo de la misma. La sarna o superalargamiento puede reconocerse por los síntomas siguientes: presencia de chancros de color marrón en forma de lente alargado sobre las nervaduras, pecíolos y tallo. Los chancros en las nervaduras inducen a una torsión de la hoja, invirtiéndose el envés hacia arriba y se pueden observar manchitas blanquecinas o ligeramente marrones que inducen perforaciones en las hojas. Si el ataque es severo, la enfermedad puede reconocerse por el alargamiento exagerado de los entrenudos del tallo, siendo las plantas enfermas mucho más altas y raquíticas que las sanas. Al final, cuando la enfermedad es muy severa ocurre muerte descendente de la planta y defoliación parcial o total.

  • Añublo pardo fungoso

(Cercospora vicosae Muller y Chupp) Es una de las enfermedades más generalizadas en el estado. Se caracteriza por presentar manchas marrones grandes con bordes indefinidos y centro grisáceo en el envés, debido a la presencia de los cuerpos fructíferos del hongo. Posteriormente las hojas se tornan amarilllas y se caen. Pueden ocurrir defoliaciones severas en cultivares susceptibles.

  • Mancha parda (Cercosporidium henningsii Allesch)

Presenta manchas foliares de medio tamaño, con bordes definidos y oscuros, de color marrón tanto en el haz como en el envés y hacia el centro un color gris olivácero, debido a la presencia de conidióforos y conidias del agente causal. A medida que las lesiones crecen toman formas irregulares y angulares, las hojas se tornan amarillas, se secan y caen.

  • Mancha blanca (Phaeoramularia manihotis Stev y Solh)

Se inicia con puntos cloróticos que pasan a ser angulares o circulares. Las manchas son pequeñas y con un centro de color blanco, se observan por ambas caras de la lámina foliar y presentan bordes rojizos por el envés.

  • Pudrición radical (Phytopthora sp. Pythium sp. y Fusarium sp.)

Se presentan en épocas lluviosas, prevaleciendo en suelos pesados y mal drenados, con alto contenido de materia orgánica. Los daños se observan en plantas de cualquier edad, causando marchitez repentina, severa defoliación y pudrición de raíces.

  • Antracnosis (Colletotrichum spp.)

En hojas jóvenes se observa la presencia de añublos foliares en los bordes de la misma. En el tallo se producen chancros y muerte descendente. En la parte central de las lesiones generalmente se observan zonas rosadas formadas por fructificaciones del hongo.

  • Enfermedades bacterianas

Bacteriosis de la yuca o añublo bacterial (Xanthomonas campestris pv. manihotis Bondar, 1915Vaterin et al., 1995)

La enfermedad se caracteriza por la presencia de manchas angulares acuosas en las hojas, que crecen y se unen induciendo una quemazón y muerte descendente de la planta. Las hojas infectadas y sanas se marchitan, debido a la obstrucción vascular por la invasión del patógeno y por último, aparece una exudación gomosa a través de rupturas de los tejidos del tallo y de las ramas verdes.

Pudrición bacterial del tallo (Erwinia carotovora pv. carotovora Jones 1901) Bergey et al. 1923

En los entrenudos del tallo se observan perforaciones alargadas, rodeadas por un exudado causado por insectos del género Anastrepha, agentes diseminantes de la bacteria. Las plantas afectadas muestran marchitez del cogollo.
  • Enfermedades virosas

- Cuero de sapo

Desde el punto de vista económico, el virus cuero de sapo parece ser la enfermad más importante en el continente americano. Los síntomas son: raíces delgadas, fibrosas y fisuras en forma de labios en la corteza, y aunque la mayoría de los clones afectados por este virus no muestran síntomas foliares, algunos clones como Pudrición bacterial del tallo.

Cuero de sapo. Sardina desarrollan mosaico a nivel de las hojas y presentan reducción en el tamaño de la planta. En Venezuela, actualmente (1999), se ha detectado este virus en plantaciones ubicadas en el Estado Barinas.

Recomendaciones para la prevención de daños por enfermedades

- Establezca la plantación en suelos sueltos con buen drenaje y en caso de suelos pesados y alta precipitación, utilizar camellones.

- Sembrar en la época recomendada, si no dispone de riego suplementario, a entrada de lluvias.

- Use semilla seleccionada, proveniente de plantas sanas y vigorosas.


- Si en la zona se presenta el superalargamiento, los esquejes o estacas deben desinfectarse con un fungicida sistémico antes de la plantación. El Captán ha ejercido buen control en dosis de 3 g del producto comercial por litro de agua, sumergiendo las estacas durante cinco a diez minutos. Además, el mismo producto puede
ser asperjado cada 15 días en dosis de 2,5 a 3 kg/ha en los primeros meses de establecimiento del cultivo.

- Evite daños mecánicos durante la preparación y plantación del material de propagación.

- Utilice las distancias de siembra adecuadas.

- No utilice maquinarias o herramientas que hayan sido usada en otras plantaciones enfermas. En cualquier caso, lávelos bien con algún desinfectante.

- Realice un efectivo control de malezas, dentro y en los alrededores del cultivo. La pira (Amaranthus sp.), la escoba (Sida sp.), el pasto Johnson (Sorghum halepense), el lecherito (Euphorbia heterophylla), son malezas potencialmente hospederas de la bacteria causal del añublo bacteriano o bacteriosis de la yuca.

- En el caso de presentarse pudriciones radicales de incidencia económica, deben rotarse los campos con cultivos como sorgo o maíz.

- Utilice clones tolerantes a las enfermedades más comunes en la zona. La Sección de Fitopatología de la Estación Experimental del Estado Barinas, ha evaluado el comportamiento de clones de yuca criollos e introducidos, ante la sarna o superalargamiento, en tres municipios del Estado Barinas, encontrándose como resultado de varios años de investigación, tolerancia a enfermedades, buen rendimiento y alta calidad culinaria de los clones que se señalan a continuación.

Clones recomendados


Mediante investigaciones realizadas a través de años con-secutivos, comparando rendimientos de cultivares introducidos de otras regiones del país con los regionales o locales que cultivan nuestros productores, hemos determinado que los materiales de la zona son tan rendidores como los demás. Existen cultivares dulces y amargos, los cuales se diferencian por la concentración de ácido cianhídrico presente en las plantas; los cultivares dulces se utilizan para el consumo humano, fresco y los amargos son de uso industrial.

Cosecha


Se efectúa entre nueve y 11 meses de edad para consumo directo y de 12 a 14 meses para uso industrial. Evidentemente que la decisión para la cosecha depende de varios factores, como demanda del producto, precocidad de los cultivares, época, necesidades económicas del productor, etc. En Barinas la cosecha es totalmente manual, por considerarse que las áreas sembradas son relativamente pequeñas, pero en caso de siembras en grandes extensiones, con fines industriales, podemos adoptar un tipo de cosecha semimecanizada utilizando arrancadoras tipo pala o charruga y cosechadoras de cadena para papas y adaptadas para yuca, ya probadas en otras regiones del país.